“Mintz fue técnicamente brillante, mostrando su exquisita técnica de la mano izquierda … Después de una avalancha de las más aterradoras técnicas del violín … ofrecidas con perfecta entonación en un terreno extremo, sabía que había sido testigo de uno de los más memorables conciertos de mi vida..”

 

Ysaÿe Sonatas Op. 27

Shlomo Mintz ofrece una interpretación muy personal de las sonatas de Ysaÿe.

Violin Masters: Shlomo Mintz

Deutsche Grammophon lanza un CD compilatorio con las mejores grabaciones de Shlomo Mintz

Shlomo Mintz & R. Prosseda

Mendelssohn

amazon.png

L'Ape Musicale

 

 

 

"Uno y múltiple, Shlomo Mintz recoge el legado de seis predecesores (Szigeti, Thibaud, Enescu, Kreisler, Crickboom, Quiroga) y el demiurgo Ysaÿe. Trabaja profundamente en el texto, con un énfasis filológico en la comparación entre fuentes, manuscritos y versiones pero también con la libertad del artista para seleccionar las soluciones que mejor destilan su lectura de las Sonatas, con el espíritu de un homenaje profundo y sincero.

El compendio del pensamiento artístico que se conjuga en la dedicación de esos seis violinistas, retorna en un solo intérprete para investigar ese pensamiento, su unidad y su multiplicidad.

Qué Mintz es uno de los más grandes violinistas vivos no es ningún secreto, pero incluso más allá de su impecable técnica del dominio absoluto del sonido y de la entonación, está su capacidad para resolver un texto como este en la unidad y en la multiplicidad, para disfrazar la melodía oculta, los ecos de Bach y el espectro de un futuro desconocido, manteniendo siempre la identidad reconocible del intérprete y del creador, que sigue la técnica creativa de un pensamiento único.

Roberta Pedrotti

full review

Pianist Magazin (Germany)

"No hay duda sobre su virtuosismo y entonación, pero ha sido criticado repetidamente en que confía demasiado en su tono opulento. Mientras tanto, el violinista de 61 años se alejó de esta forma de tocar. Es cierto: todavía tiene una melodía maravillosamente rica en el acorde de Sol a su disposición, pero ahora también sabe cómo diferenciarse en el piano y con Prosseda desarrolla un diálogo inspirado.

 

Su manera de tocar se compara positivamente con las grabaciones de Kremer / Argerich y van Keulen / Bautigam. "A pesar de los tempos moderados", su música es "boyante y lleno de espontaneidad y frescura sin caer en un "tocar de estudio" como el de Kremer / Argerich en el movimiento final.


En el concierto para violín, "Mintz tampoco fuerza los tempi e impresiona con un sonido cálido y hermosas melodías".

.... Renunciation  – on the purpose - to the frills of dazzling virtuosity of his beginnings, in favor of a measured style that leaves the fieriest skeptical, but exhibits an unparalleled elegance and timbre beauty. Not a stretch mark, neither of sound nor of form. And then, a simply sublime cantabile. Brahms also comes, in large part, faced with the same aplomb, and gains the innumerable and insidious nuances of the great German composition.

 

And in the Finale the master begins to roar. Prokofiev's Dances exhibit the taste for the miniature, the unusual nuances and the amused kitsch that Mintz captures and returns lightly. The impervious second sonata, on the other hand, is all increasing, starting from the initial theme that is proposed several times, but always animated by different nuances, as minimal as revealing the profound musical intelligence of the Master, punctually followed by Sittig.

 

The encore devils, in terms of invaluable virtuosity: Fantasy on the "Golden Cockerel" by Rimsky-Korsakov.

 

Throughout the concert, Mintz holds the audience in suspense with a sort of laconic "I would like, but I can't", and in the closing, he indulges his whim of nailing everyone to the armchairs.

 

Well, he really can! 

Messina, Dec. 2019

© Alessandra Saccà

SHLOMO MINTZ:

"El lujo de las seis Sonatas de Ysaye en una noche"

Singapore International Violin Competition

Photos © Singapore International Violin Competition

"Las interpretaciones en vivo de Ysaye se limitan a menudo a únicas sonatas o las sonatas más cortas con un único movimiento (especialmente las nº 3 y 6) como bises.
Escuchar las seis sonatas en un único concierto fue un lujo raro e inusual, sobradamente ejecutado por el violinista israelí nacido en Rusia Shlomo Mintz, actualmente Artista en Residencia y Profesor "Ong Teng Cheong" del Concurso Internacional de Violín de Singapur 2018.
Aquellos que recuerden sus grabaciones de Bach y Paganini solo-violín con la Deutsche Grammophon,, estarán encantados de que no haya perdido nada de su fenomenal técnica, el tono brillante y la maestría musical impecable que distingue a esos álbumes.
Sin pompa ni ceremonia, Shlomo Mintz emergió de las alas y tocó como si toda su existencia dependiera de ello. "
Chang Tou Liang

"Cuando la Orquesta de Cleveland sonó, el solista Shlomo Mintz tocó notas que literalmente pedían a gritos en nombre de los silenciados ..."

CBS News (America)

"El sonido que Shlomo Mintz canalizó en el concierto para violín de Beethoven, era hermoso, preciso y pulido y desde la más grave hasta la más alta de las notas, no podría ser criticado. El solista fue noble, nunca gratuitamente vistoso y siempre alerta a la orquesta.

 

Si se hubiera derrumbado el techo de la sala, había tanta seriedad en la brillante entrega de Mintz,

que la magnificencia del sonido de su violín habría continuado .. "
 Limelight Magazine (Australia)

 

"El más deslumbrante sonido que los mortales podamos esperar oir"

​Milwaukee Sentinel, USA

 

“El incomparable Shlomo Mintz ...  un ejemplo con su toque refinado instrumental y la suavidad del sonido intenso llegando a nuevas alturas."

Corriere della Sera (Italia)

"Y es que su impecable forma de tocar va más allá de la simple apreciación de que algo está bien hecho y gusta tanto que puede denominarse bello o similar.

 

Su interpretación transparente, límpida, nunca vacua o impersonal, tremendamente emotiva al mismo tiempo y comprometida otorgan a su participación una dimensión superior"

Proceso Magazine (México)

"Equipado solamente con su violín y el Capricho nº 24 de Paganini, Mintz nos impresionó con una espléndida arremetida de técnica de violín … Para cuando llegó la pausa, estábamos todos sin respiración, preguntándonos cuando podríamos oír a un violín del mismo modo otra vez."

 

Mustapha Hendricks & Lutz Manzelmann (Sudáfrica)

Encuentra más

J.Brahms op.120 - Shlomo Mintz
00:00 / 00:00

Shlomo Mintz official Site © 2014 Copyright